Productos orgánicos, en especial los alimentos, se abren paso en México

Primero lo primero, ¿de qué va todo esto de “orgánico”? Es muy fácil. Los alimentos y productos orgánicos reciben este nombre ya que se cultivan o producen por medio de métodos naturales, sin el uso de químicos ni compuestos sintéticos.

Estos productos orgánicos no sólo buscan cuidar la salud de los consumidores, sino disminuir drásticamente el impacto ambiental. Y como en México nos preocupamos cada vez más por adoptar un estilo de vida saludable, el mercado orgánico está en su mejor momento.

Desde frutas y verduras, hasta cosméticos y pastas dentales, lo orgánico está dejando huella y México se ha posicionado como el 4to productor de alimentos orgánicos a nivel mundial.

Pero, ¿qué hay detrás de todo este método que pretende regresar a lo tradicional? Eso es precisamente lo que queríamos saber, así que entrevistamos a 1000 personas por medio de nuestra plataforma y esto fue lo que aprendimos…

 

Productos orgánicos: un nuevo camino y nuevas alternativas

Lo orgánico aparentemente gusta, ya que el 68% de los encuestados afirmaron que regularmente compran –o que han comprado– productos orgánicos, mientras que el 29% todavía no están muy convencidos. ¿Será por falta de información al respecto o falta de credibilidad?

Al parecer el lema “deja que tu comida sea tu medicina” se ha convertido en una filosofía de vida. Un 49% de los consumidores orgánicos eligen comprar alimentos frescos. 33% alimentos empacados y un 27% bebidas.

La higiene y la belleza los orgánicos pasan a un segundo plano. Solo el 18% invierte en productos de higiene personal y apenas un 10% en maquillaje.

¿Consumidores informados? ¡Sí, por favor!

Ha quedado confirmado: la salud es lo primero. O al menos eso piensan 47% de los encuestados que adquieren productos orgánicos. Ellos lo hacen con el fin de cuidar y mejorar su salud. El 32% los compra debido a sus ingredientes y compuestos (¡y es que hasta un 64% de los consumidores orgánicos leen las etiquetas de todo lo que compran!).

Apenas un 8% de los encuestados compran orgánicos por recomendación de su médico o nutriólogo. ¿Realmente existirá un vínculo entre su consumo y la salud?

El principio de un cambio mucho más importante

Estamos viviendo una época en la que el consumidor es más exigente, y además consciente. No se trata únicamente de cuidar tu salud, sino apoyar causas verdaderamente trascendentes.

Así nos lo revelaron el 92% de los encuestados, que declararon más probable comprar productos orgánicos si apoyaran al comercio justo y a las pequeñas empresas. El 80% pagarían más por ellos si fueran amigables con el planeta.

Los consumidores han hablado, y el mercado de los productos orgánicos parece que no va a irse a ninguna parte, ya que está generando mucho interés en los mexicanos y –poco a poco– ganando terreno en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *